Presentación Casa Gerovital del Ecuador
Nuestra compañía, Casa Gerovital del Ecuador, se fundó en 1997 con el entusiasmo y el deseo de perseguir un sueño más antiguo de una famosa doctora rumana Ana Aslan, el de prevenir y parar - y ella lo logro un 49% - el ritmo tan acelerado del envejecimiento celular. Empezamos nuestra meta con la representación de los productos médicos y estéticos rumanos con el mismo nombre y guiados por los estudios de la que ha sido la creadora de la Geriatría, la ciencia del envejecer, sin que se nos marquen los años.
Dentro de nuestro instituto hemos obtenidos resultados muy satisfactorios que además de mantener con vitalidad y energía a nuestros pacientes, también hemos logrado curar ciertas enfermedades como Parkinson, principios Alzheimer y otros estragos del sistema nervioso, artritis, artritis reumatoidea, artrosis, osteoporosis, infertilidad, impotencia, problemas circulatorios, etc.
Buscando maneras más modernas e innovadoras bajo la misma meta, hemos encontrado en Alemania dos laboratorios que cumplen nuestras expectativas, Medilab, creador de una Técnica estética innovadora, que hizo de la bio cibernética nuestro mejor aliado en estructurar la piel, eliminar arrugas, cicatrices, disolver la grasa, tonificar los músculos sin ningún tipo de agresividad o efectos secundarios por medio de aparatos médicos y estéticos capaces de reeducar nuestras células, como también la línea de cosméticos del conocido homeópata Gerhard Klapp, el ganador de los últimos Beauty Awards a nivel internacional. Sus productos cosméticos son recibidos con orgullo en los más famosos spas de Alemania, Francia, España, Inglaterra, Estados Unidos, Canada, Países Árabes, Brazil, etc, porque combinan de una manera orquestral los regalos de la naturaleza (caviar, complejos vitamínicos, células madres de la manzana, de las uvas, oro, hematita, Platinum,colágeno, acido hialurónico) con una tecnología sofisticada y precisa para resultados inmediatos y duraderos.
Al cabo de varios años de experiencia, podemos afirmar sin miedo y modestia aparte, que nuestros pacientes al salir de un tratamiento con nuestros productos y aparatos puedan sentirse y verse años menos.